En los últimos 20 años, la proporción de población mundial viviendo en extrema pobreza ha…

Hace unos meses varias ONGs encuestaron a 26.000 personas de 24 países diferentes planteando esta cuestión[1]. En ella, el 87% de las personas respondió que se había incrementado o permanecido igual. La percepción sobre cómo ha evolucionado la pobreza es completamente negativa y pesimista, pero afortunadamente errónea. Lo cierto es que en dicho período la pobreza extrema ha caído a la mitad, y solo un 1% de los encuestados acertaron exactamente esta respuesta[2]. Concretamente, en las últimas cinco décadas 1.500 millones de personas han salido de la pobreza extrema[3], a pesar de que la población mundial se ha doblado en ese mismo período. Además, mirando con perspectiva nuestra historia comprobamos que este es un logro reciente y totalmente extraordinario.

Si recogiéramos la historia de la humanidad desde la aparición de la escritura hasta nuestros días en un solo año, solo hasta aproximadamente el día 28 de diciembre podríamos decir que la mayoría de la población mundial no vive en pobreza extrema. En efecto, nuestra historia es una historia de pobreza, con todas las implicaciones que ello tiene en el bienestar[4].

Durante miles de años únicamente una pequeña élite de la sociedad no vivía en la más absoluta miseria. En concreto, al menos nueve de cada diez personas vivían con menos del equivalente actual a 1.9$ diarios. Lo que implica que la satisfacción de las necesidades básicas -alimento, hogar, sanidad, educación…- no estaban totalmente cubiertas para la inmensa mayoría de la población.

Sin embargo, un acontecimiento cambió el curso de la humanidad para siempre. En tan solo doscientos años se ha conseguido revertir la situación, especialmente desde la segunda mitad del siglo pasado. Mientras que un 94% de la población mundial vivía en una situación de pobreza extrema en 1820, ese porcentaje ha disminuido hasta el 10% en 2015. Y muy probablemente siga descendiendo los próximos años.

e

Este logro se explica especialmente gracias a un hecho: crecimiento económico. El punto de inflexión surge con la aparición de tasas de crecimiento relativamente altas y sostenidas hace dos siglos, un suceso banal de no ser por la influencia que éste tiene en el bienestar de los individuos. Es tal que podríamos decir que hoy en día un ciudadano medio de un país desarrollado tiene mayor nivel de vida que cualquier rey del medievo -electricidad, una sanidad infinitamente mejor, agua potable, viajar a otro país en apenas unas horas, informarse al momento de lo que ocurre en cualquier otro lugar del mundo con su smartphone, etc. Así como puede implicar la diferencia entre que un niño sufra desnutrición o no, con las nefastas consecuencias que esto tendrá en su vida: desde un anormal desarrollo cognitivo hasta, en el peor de los casos, muerte prematura[5].

Aunque este crecimiento económico se concentró en ciertos países al principio -origen de la popular diferenciación entre “primer” y “tercer mundo” en el siglo pasado-, el crecimiento se ha extendido a la mayor parte de los países[6]. Lo que está permitiendo alcanzar cada vez mayores niveles de bienestar y progresos.

Gracias al crecimiento económico global el porcentaje de población mundial viviendo en pobreza extrema está disminuyendo, por primera vez en la historia, en todos los continentes. Especialmente exitoso es el caso del sureste asiático -China, India, Indonesia…- que al congregar un tercio de la población mundial es el principal causante de este logro. Pero incluso este descenso se está produciendo en el África Subsahariana, a nivel relativo. Es más, la pobreza se está reduciendo en todos los niveles y no solo en el caso extremo, cada vez somos más ricos -o menos pobres.[7]

ee

Si bien ha sido un logro histórico, lo cierto es que aún se estima que viven 746 millones de personas en extrema pobreza (2013)[8]. La mayoría de ellos en el África subsahariana e India. No obstante, parece que el camino es el correcto y que nunca antes otro sistema económico había proporcionado tal éxito. ¿Cuáles son las causas de este crecimiento económico? Establecer una respuesta concreta, cierta e universal es prácticamente inalcanzable. Grosso modo, lo que la experiencia muestra tanto en el despegue económico de los países occidentales en el pasado como el más reciente proporcionado por algunas economías asiáticas y latinoamericanas se podría resumir en cuatro: estado de derecho, competencia, y la combinación del libre mercado con una adecuada intervención estatal.

eee.png

@alvarojanez7

[1] Glocalities (2016). Towards 2030 without poverty. [online] Amsterdam: Design: Wouter Vos, pp.6-9. Available at: http://www.glocalities.com/news/poverty.html

[2] Curiosamente, el mayor porcentaje de acierto se concentró en los países donde más se ha progresado en este aspecto: China, India e Indonesia. En oposición a los países desarrollados, donde se erró más (Solo un 8% de los encuestados acertaron en EEUU y Alemania.

[3] La pobreza puede medirse de distintas maneras. Sin duda, una de las más importantes es el caso extremo. El Banco Mundial define la pobreza extrema como aquellas personas que viven con menos de $ 1.90 al día (en PPA 2011).

[4] Roser, M. and Ortiz-Ospina, E. (2017). Global Extreme Poverty. What do poor people think about poverty? [online] Our World In Data. Available at: https://ourworldindata.org/extreme-poverty/#historical-poverty-around-the-world

[5] Hasta que punto está relacionado se manifiesta en tres hechos: “los menores de 5 años que viven en las comunidades más pobres tienen el doble de probabilidades de sufrir desnutrición crónica que los que viven en las comunidades más ricas”; Tres cuartas partes de los niños con desnutrición crónica viven en el África subsahariana y el sur de Asia, precisamente las áreas que concentran mayor número de pobres. Por último, los mayores descensos en desnutrición crónica se registraron en las áreas que más han conseguido reducir la pobreza en los últimos años: Asia oriental y el Pacífico.

UNICEF (n.d.). Datos y cifras clave sobre nutrición. [online] Available at: https://www.unicef.org/lac/UNICEF_Key_facts_and_figures_on_Nutrition_ESP.pdf

[6] Roser, M. (2017). Economic Growth. [online] Our World In Data. Available at: https://ourworldindata.org/economic-growth#gdp-growth-since-1950

[7] Roser, M. (2017). No matter what extreme poverty line you choose, the share of people below that poverty line has declined globally. [online] Our World In Data. Available at: https://ourworldindata.org/no-matter-what-global-poverty-line

[8] Roser, M. and Ortiz-Ospina, E. (2017). Global Extreme Poverty. The demographics of extreme poverty [online] Our World In Data. Available at: https://ourworldindata.org/extreme-poverty/#historical-poverty-around-the-world

3 comentarios en “¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?: Cada vez menos pobres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s